"Si no son capaces de ser un poco brujos, no vale la pena que se involucren en la cocina..." (Colette)


21/11/12

Crackers de tomates y aceitunas







Aprendí a preparar estas galletitas siguiendo los pasos que explica Piroulie en su blog Pâtisseries et gourmandises. Quedan verdaderamente crocantes y livianas. El secreto para un buen resultado: la mezcla tiene que quedar arenosa y poco trabajada. Piroulie sugiere en su blog algunas variantes reemplazando los tomates secos por más aceitunas y orégano o colocando en la mezcla sólo semillas de sésamo o de anís.




Para 20 unidades de 7 cm x 5 cm aprox.:

220 g de harina 0000
60 ml de aceite de oliva
60 ml de vino blanco
75 g de tomates secos hidratados en vino tinto o aceite (aproximadamente 10 unidades)
5 ó 6 aceitunas negras
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de polvo de hornear
Romero o tomillo a gusto



 Picar en pequeños trozos los tomates y las aceitunas.


Colocar en un bol la harina junto con el polvo de hornear, la sal y el tomillo o romero. Agregar los tomates y las aceitunas.






Añadir el vino blanco mezclado con el aceite de oliva.










Integrar trabajando la mezcla lo menos posible.








Tiene que quedar una textura granulada (click sobre la foto para ampliar).

Llevar a la heladera durante 1 hora.








Colocar un rectángulo de papel manteca o papel film sobre la mesada. Volcar en una mitad la mezcla y tapar con la otra mitad. Aplanar con palote dejando la mezcla de un espesor aproximado de 1,5 cm.







Con una rueda dentada para pastas o con cuchillo, cortar rectángulos y colocarlos sobre una placa para horno (también se pueden dejar sobre el papel manteca y apoyar éste sobre la placa). Pinchar con un tenedor la superficie de los rectángulos.







Llevar a horno suave (180º) durante 30 minutos.





Retirar y colocar las galletitas sobre una grilla. Se pueden guardar en un frasco hermético por un par de días o bien llevarlas al freezer si no se van a consumir enseguida.






4 comentarios. Gracias por dejar el tuyo!:

elena dijo...

Qué ricos!!! tienen que estar buenísimos, pero confieso que no los hago porque estoy segurísima que me los comería como las pipas!! no podría parar hasta que los acabase!

Adriana Maig dijo...

Hola Elena!!! Me pasó exactamente eso. Como son livianísimos no te das cuenta y los terminas comiendo todos ;) Espero que estés bien. Gracias y buen fin de semana!

Mar dijo...

Ideales para untar con queso phila no? Gracias, los haré!

Adriana Maig dijo...

Hola Mar :) Qué rico! Gracias por tu visita, buena semana!

Tu comentario es bienvenido! Participa AQUI