"Si no son capaces de ser un poco brujos, no vale la pena que se involucren en la cocina..." (Colette)


1/8/12

Rosenkuchen


Para la masa:

325 g de harina
25 g de levadura fresca ó 3/4 sobre de levadura instantánea en polvo (8 g)
100 ml de leche tibia
50 g de azúcar
2 cucharaditas al ras de sal
75 g de manteca pomada
1 huevo batido


Para el relleno:

100 g de almendras picadas
1 taza de ciruelas pasas cortadas en trocitos (o de pasas de uva sin semillas o mezcla de ambas)
Ralladura de 1 limón
2 cucharadas de azúcar negra
3 cucharadas de whisky
2 cucharadas de mermelada de damascos o duraznos


En un bol colocar las ciruelas picadas con el whisky y agregar la ralladura de limón.







Incorporar el azúcar y la mermelada. Dejar macerar por lo menos 1 hora.





Por otro lado, disolver la levadura en la leche y añadirla a la harina. Incorporar luego el azúcar, la sal, el huevo y la manteca.





Formar un bollito liso. Dejar reposar 1/2 hora.









Estirar el bollito con palote hasta tener un rectángulo de masa de 1/2 cm de espesor, agregar el relleno en el centro, arrollarlo y cortar rodajas de unos 2 ó 3 cm de ancho.




Colocarlas dentro de un molde enmantecado y enharinado dejando espacio entre ellas (se juntarán al leudar). También se puede colocar el arrollado entero dentro de un molde redondo haciendo que se toquen los extremos.





En esta oportunidad no acosté los rollos (con el relleno hacia arriba) como se hace en el Rosenkuchen tradicional y los ubiqué parados para cambiar un poco la forma.

Dejar el molde en un lugar templado, tapado durante 2 ó 3 horas hasta que aumente el volumen.
Espolvorear con canela.

Llevar a horno suave por 30 minutos.

Retirar y una vez que se haya enfriado pintar con el dulce de damascos reducido en licor o whisky (o espolvorear con azúcar impalpable).






La masa se puede preparar también en horno de pan, programa "masa": mezclar la leche con el huevo y colocar en el canasto de la máquina. Agregar la harina mezclada con el azúcar, y por último la manteca pomada en un ángulo, en otro la sal y en el centro agregar 3/4 de sobre de levadura instantánea. Cuando termina el proceso, retirar el bollito y seguir los mismos pasos que se indicaron más arriba.

Para ver otra versión de Rosenkuchen preparada en horno de pan, cliquear aquí.

4 comentarios. Gracias por dejar el tuyo!:

elena dijo...

Qué cosa más rica!, aunque soy más de salado que de dulce, pero con ese relleno de almendras..., este es de esos bollos que tienes en la mesa y cada vez que pasas te comes un trozo!

Adriana Maig dijo...

Hola Elena! Gracias por tu visita. Así fue, duró muy poco tiempo! Un beso y buena semana!

Viviana dijo...

Lo Voy hacer, es RIQUISIMO!!!!, gracias por la receta!!!!

Adriana MadIg dijo...

Hola Viviana! Gracias por tu visita y tu comentario. Cuando lo hagas contame... :) Muy buen fin de semana y saludos!

Tu comentario es bienvenido! Participa AQUI