"Si no son capaces de ser un poco brujos, no vale la pena que se involucren en la cocina..." (Colette)


20/9/12

Champignones al oporto en conserva



Esta receta es una adaptación de la original tomada del libro de Marie AbadieTerrines, pickles et confits.


Para 1 frasco de 500 g:

500 g de champignones de París
1/2 litro de agua
8 echalotes chicos (3 ó 4 medianos)
1 limón 
2 hojas de laurel
1 cucharadita de pimienta en grano (la receta original lleva 1/4 de cucharadita de granos de coriandro y algunas pizcas de pimienta molida)
1 cucharada de sal gruesa
2 ramitas de tomillo
300 ml de Oporto





Limpiar los champignones con un repasador húmedo. Descartar los tallos. Cortar el limón en cuartos.








Colocar el agua en una olla o sartén profunda. Presionar con la mano los cuartos de limón para utilizar también el jugo y agregar todo a la olla. Añadir el laurel, los granos de pimienta y la sal gruesa.







Llevar a ebullición.






Sumergir la mitad de los champignones y retirarlos luego de 5 minutos de cocción con una espumadera.





Escurrirlos sobre un repasador limpio o varias capas de papel absorbente. Repetir el proceso con el resto de los champignones. Dejar que se enfríen.








En la misma olla hervir los echalotes pelados y cortados durante 3 minutos.






Retirarlos junto con las hojas de laurel y los granos de pimienta.




Colocar los hongos, los echalotes, el laurel y la pimienta junto con el tomillo en un frasco limpio y seco.









Cubrir con oporto y cerrar el frasco herméticamente.

Al día siguiente, verificar el nivel del oporto y si fuera necesario agregar más hasta cubrir completamente.







Conservar hasta 6 meses en un lugar oscuro y fresco. Una vez abierto el frasco,  guardar en la heladera y consumir antes de los 15 días.










Una idea que sugiere la autora es usarlos como salsa: al jugo de cocción de una pieza de carne, agregarle el oporto de esta conserva junto con un poco de crema. Luego incorporar los champignones y pimienta recién molida.












4 comentarios. Gracias por dejar el tuyo!:

ana dijo...

Hola Adriana, que buena receta! y la idea de utilizar el oporto de la propia conserva me encanta, tiene que dar un sabor a la salsa genial. Yo nunca he hecho este tipo de conservas y veo que te ha quedado fantástica, osea que me quedo tu receta jaja!. Gracias y besitos Ana

Adriana Maig dijo...

Gracias por tu comentario :) Como no te gusta demasiado la carne, probá usando esta conserva con alguna pasta. Un beso y gracias por tu visita.

Pam dijo...

Insisto en tus fotos. Muy buenas! Se podría hacer esta receta con hongos secos hidratados, qué opinas? Digo como alternativa o experimento. La tuya me parece que debe estar rica, rica. Saludos

Adriana Maig dijo...

Gracias Pam :) No sé cómo quedarían los hongos secos al colocarlos en el agua con la sal y el limón... pero podríamos probar con unos pocos para ver si resisten ese paso y luego continuar con la receta. Un beso grande y gracias por la visita! Buena semana.

Tu comentario es bienvenido! Participa AQUI