"Si no son capaces de ser un poco brujos, no vale la pena que se involucren en la cocina..." (Colette)


13/12/13

Budín de Navidad escocés (o torta escocesa...)






130 g de azúcar común
160 g de azúcar moreno 
150 g de manteca (blanda)
300 g de harina 000 (o harina de fuerza)
3 huevos (separar yemas y claras)
2 cucharaditas colmadas de polvo Royal
1 cucharadita colmada de nuez moscada molida
3/4 taza de whisky 
3 cucharadas de miel 
200 g de nueces picadas 
400 g de una mezcla de ciruelas pasas e higos secos picados y pasas de uva

Para glasear:
2 cucharadas de jugo de limón
4 cucharadas de azúcar impalpable
1 cucharadita de agua de azahar




Preparé este budín/torta partiendo de la receta publicada en un libro de la familia que tiene algunos añitos: "Cómo preparar riquísimas tortas caseras" (1962, Recetarios de Mucho Gusto)
Entre mi versión y la original hay pocas diferencias: incluí en el peso total de la fruta ciruelas e higos secos, usé un molde para tortas y, debido a un olvido, no agregué las nueces junto con el resto de las frutas. Como siempre hay alternativas, a los pocos minutos de haber puesto el molde en el horno, agregué las nueces sobre la mezcla y... adelante con la cocción!





Desde la noche anterior a preparar el budín, dejar macerando las frutas en 1/2 taza del whisky.


Respetando la cantidad indicada de frutas y whisky, no será necesario escurrirlas pero sí espolvorearlas con un poquito de harina para que no se vayan al fondo durante la cocción (pese a estar húmedas se enharinan). Mezclar y reservar.





En un bol grande colocar la manteca junto con los dos tipos de azúcar y mezclar muy bien.

Agregar las yemas (previamente batidas) y mezclar.






Añadir la harina tamizada con el polvo de hornear y la nuez moscada. Alternar con el resto del whisky y la miel.

















Incorporar las frutas maceradas (y las nueces!).








Batir las claras a nieve y agregarlas con movimientos envolventes.














Volcar en un molde enmantecado y enharinado (usé molde para tortas de 24 cm, en la receta original se utiliza un molde grande de budín inglés), y llevar a horno mínimo/suave durante 80/90' (verificar si está lista introduciendo un palillo, si sale seco se retira del horno).




Dejar reposar la torta 1/2 hora, desmoldarla con cuidado sobre una rejilla y decorar en caliente con frutas bañando con el glasé (mezclar los ingredientes indicados en una taza y utilizar).

Esta torta queda mucho más rica a partir del día siguiente de prepararla. Los sabores se concentran y toma consistencia más firme pero sin perder humedad ni desgranarse. Se puede conservar (al igual que la torta galesa) durante meses envuelta en papel aluminio dentro de una lata hermética. Aquí dejo algunas fotos:







8 comentarios. Gracias por dejar el tuyo!:

Ana Palomares Sánchez dijo...

Jo! Adriana. Que de cosas ricas has preparado y yo sin darme cuenta, ahora mismo me cogería un trocito, con lo golosa que soy!. Tomo nota, besitos

Adriana MadIg dijo...

Ana gracias!!! Ya lleva cuatro días de preparada y (lo poco que queda) está con los sabores cada vez más acentuados. Si la preparás te aconsejo guardarla unos días antes de consumirla, quedará mucho mejor. Gracias por tu comentario y un beso :)

luz maria acevedo barahona dijo...

¡ Qué torta tan maravillosa ! Ya quiero que se acerque más la Navidad para hacerla. Se nota que cocinas con mucho amor y generosidad !.

Adriana MadIg dijo...

Gracias Luz María! No esperes a Navidad, jaja, se puede preparar en cualquier momento del año (para mi gusto es ideal comerla en cualquier época con cierto frío). Un beso y gracias por tu comentario :)

Anónimo dijo...

qué exquisito se ve!! lo voy a probar para el 24. qué tipo de harina lleva? Paola

Adriana MadIg dijo...

Hola Paola! Gracias por tu comentario. Olvidé poner el tipo de harina, ahora lo agrego. Lleva harina de trigo (000 si estás en Argentina, llamada harina de fuerza en España). Saludos y felices fiestas! :)

Alberto Cudós dijo...

Hola Adriana. Mi señora lo preparó de acuerdo a lo indicado, pero notamos que se desgrana mucho. ¿Como podríamos solucionarlo?

Adriana MadIg dijo...

Hola Alberto. No sé si lo comieron enseguida de haberlo cocinado... o lo estacionaron unos días. Hasta ahora, las veces que lo preparé, lo envolví en papel aluminio y al cabo de unos cuantos días quedó compacto sin romperse. Si los huevos usados eran pequeños, la próxima vez, agregaría una yema más y de esa forma tendría que salir muy bien. Te agradezco el comentario y la visita a mi blog. Buen 2016!!! Saludos

Tu comentario es bienvenido! Participa AQUI