"Si no son capaces de ser un poco brujos, no vale la pena que se involucren en la cocina..." (Colette)


31/1/10

Ñoquis de polenta al roquefort

Volcar 1 taza de polenta de cocción rápida en forma de lluvia en 1 litro de agua hirviendo con sal y 1 cucharada de manteca. Remover continuamente hasta que espese. Volcar sobre la mesada, y rápidamente extender con ayuda de una espátula, dejar la preparación de 1 cm de espesor. Cortar discos con un cortapastas o con un vaso humedecido en el borde. Colocarlos sobre una fuente de horno previamente enmantecada y cubrir con la siguiente salsa: mezclar 200 g de queso azul desmenuzado con 1 taza de leche o caldo, llevar al fuego hasta que se deshaga el queso y se integre con la leche (un par de minutos). Rociar la fuente con 1 chorrito de crema. Gratinar en horno hasta que la superficie se dore.

4 comentarios. Gracias por dejar el tuyo!:

diego cano dijo...

Los hicimos y han quedado infernales. Recomendación clave, usar un buen queso azul (ej.: rossenborg).

Adriana dijo...

Me alegra que los hayan probado Diego! Gracias por tu comentario y saludos :)

Maria Cascio dijo...

que recetas de polenta tan buenas ,muchas gracias....

Adriana MadIg dijo...

Hola María! Muchas gracias a vos por tu comentario. Buen fin de semana!

Tu comentario es bienvenido! Participa AQUI